Es cierto, trabajar en equipo, para algunas especialidades o contextos, puede resultar complicado. Están quienes se recuestan al resto, la gente que reclama los logros como suyos nada más, el obstinado que no acepta el criterio ajeno, la tímida que todo lo tiene en la cabeza y no suelta prenda… o quienes no aceptan cuando se equivocan.
Pero en realidad, bien organizado, el trabajo en equipo es más productivo y beneficioso que el individual.

Si tienes la posibilidad de trabajar así, no la deseches. Aplica estos tips y luego me cuentas.

  • No pierdas la perspectiva: lo más importante no eres tú, sino la obra o el proyecto y La obra es un proyecto colectivo.
  • Nunca traspases la línea del respeto profesional o personal con tus colegas. Respeta para que te respeten.
  • Escucha con paciencia el criterio de cada quien, aunque no coincida con el tuyo. Escucha todos los criterios.
  • Enfoca tus argumentos en lo que es mejor para el proyecto.
    – Acepta que puedes errar y reconócelo. Admite cuando te equivocas.
  • Pide y vigila porque el trabajo esté repartido por igual y de acuerdo con los roles y competencias de quienes integran el equipo.
  • Controla las emociones que pueden crear un ambiente áspero y no alientes a quienes las manifiestan. Apuesta por el intercambio saludable.
  • Mantén la comunicación con cada persona del grupo. No cierres ninguno de los canales de interacción.
  • Y tanto en las derrotas como en las victorias siente el apoyo del resto.
    Eso es el trabajo en equipo, compartir de principio a fin.

Para un nuevo modelo de liderazgo, el trabajo en equipo es fundamental!

A %d blogueros les gusta esto: