¡Qué levante la mano quien no ha tenido haters en las redes!

La mayoría de quienes tienen una presencia activa y sistemática en las redes sociales conoce esta especie de odiadores, que no se pierde una publicación para ir en contra de tu punto de vista. Sin embargo, siguen ahí, engrosando tu comunidad de seguidores. En buen cubano: la gente que no te pierde ni pie ni pisada para hacerte la vida un yogurt.

¿Cómo identificar a tus haters?

  • Por lo general comentan en todas las publicaciones
  • Sus comentarios suelen ser agresivos
  • Incitan a la burla o el descrédito de tus argumentos
  • Se aferran a una crítica destructiva de tu punto de vista
  • Usan contenidos provocadores. Pero sus comentarios, aunque son opuestos a lo que planteas, muchas veces pueden ser ingeniosos.

¿Cómo manejar a tus haters?

  • Trata siempre de mantener una comunicación asertiva.
  • No les subestimes su punto de vista, porque como les dije muchas veces sus argumentos suelen ser ingeniosos, lee con detenimiento lo que plantean.
  • Admite cuando te equivocaste, no siempre tenemos la razón. Ellos pueden ayudarnos a crecer muchísimo nuestro contenido y reconocer qué está fallando. Rectificar siempre es de personas sabias.
  • No temas responder sus comentarios pero no te dejes provocar para entrar en un dime que te diré. O sea, No caigas en dimes y diretes. Cuida tu salud emocional.
  • Ten siempre un plan de acción ante una publicación que supones puede levantar ronchas entre tus haters.
  • Salva los intercambios que sostienes con tus odiadores, (captura de pantalla) porque si se pasa de Castaño oscuro, tienes pruebas para denunciar.

Puedes restringir al usuario, eso te permitirá que no pierdas el seguidor pero solo ustedes dos verán el intercambio.
Si es demasiado agresivo u obseno puedes reportar el comentario eligiendo la opción más apropiada por lo que lo estás haciendo. Y en última instancia, Bloquea!
Todas estas opciones te las da Instagram cuando deslizas el comentario a la derecha. Escoge la que prefieras.

Pero siempre, siempre, siempre, mantén una comunicación asertiva. Y este es un tema que tocaremos otro día. Así que.. chaoooo

A %d blogueros les gusta esto: